0 1 min 1 mes


Ponga a hervir 3 1/2 tazas de agua en una cazuela holgado. Agregue gradualmente la polenta en un chorro paulatino, revolviendo constantemente. Reduzca el fuego y cocine por 15 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que la polenta se suelte del borde de la paila. Retire del fuego y agregue la mantequilla y el parmesano hasta obtener una mezcla suave y cremosa.



Bistec con ragú de setas y polenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *